0

Este puente no hay por donde cogerlo

El título de hoy podría sonar irónico teniendo en cuenta que me he cogido el puente y este post ha quedado programado hace un par de días, y que mientras se publica probablemente esté durmiendo a pierna suelta. Pero la verdad es que cuanto más pienso en la existencia de este “acueducto” a principios de Diciembre menos entiendo su sentido.

puente
Seguir leyendo →

2

¿Se deben medir los valores?

Hace unas semanas, cuando escribí el post en el que hablaba de las diferencias entre valores y competencias , se generó un debate inesperado para mí. Giraba en torno a si los valores podían medirse o no.

Yo afirmaba entonces que “no” y que este hecho precisamente era uno de los puntos en los que se marcaba distancia con las competencias. Después de haber sido cuestionado sobre ello, creo que debo rectificar, aunque ligeramente, porque rectificar es de sabios y yo no doy para tanto.

Acepto que los valores se pueden medir, pero… ¿se deben medir?

valores-medidos

Seguir leyendo →

5

¿Cuál es la diferencia entre valores y competencias?

La conversación sobre valores, competencias, sus diferencias, y por qué son necesarios los unos y los otros se está convirtiendo en un clásico de mi carrera en Recursos Humanos.

En mi cabeza siempre ha estado claro, pero a la hora de entrar en debate muchas veces me enzarzo en detalles específicos que enredan la discusión a nivel conceptual. Así que el propósito del post de hoy no es sólo compartir con vosotros mi visión al respecto sino también ordenar mis ideas sobre el papel.

valores-competencias

Seguir leyendo →

1

Perspectivas

En el trabajo, como en la vida, qué importante es saber cambiar de perspectiva.

Siendo un relativista nato, el hecho de que me enseñaran herramientas para trabajar las perspectivas durante mi formación en coaching fue como regalarle al inspector Gadget una extensión de su brazo.

No hay mal que cien años dure, ni que resista más de tres perspectivas diferentes.

perspectivas

Seguir leyendo →

0

Hijo, aunque te peguen… no pegues

En los últimos meses han sucedido dos hechos que me han llevado a escribir el post de hoy. El primero me ha ocurrido varias veces, hablando con varios amigos, y a la vez padres, sobre las consignas que dan a sus hijos acerca del uso de la violencia en las aulas.

Todos ellos eran gente cabal, bien formada y bastante pacífica en su forma de entender el mundo, pero todos ellos coincidían en el mismo mensaje a la hora de preparar a sus hijos para la supervivencia en el colegio: “No hay que usar la violencia nunca, excepto si te pegan. Hijo, si te pegan, pega tú…”

El segundo hecho que me ha llevado a escribir este post es la certificación que estoy haciendo a través de LinkedIn sobre Conscious Business creada por mi admirado Fred Kofman.

no-pegues

Seguir leyendo →

0

Team building… ¿gasto o inversión?

Supongo que todavía hay gente que piensa que cuando un equipo se gasta dinero para organizar un evento de team building, en el que sus empleados se permiten el lujo de “dejar de trabajar” un día para pasarlo fuera de la oficina haciendo “jueguecitos”, es porque les sobra el tiempo o les sobra la pasta.

Evidentemente yo pienso que este tipo de eventos son una inversión, pero desde luego no creo que sean una pócima milagrosa. ¿Cuándo funcionan y cuándo no? Eso es lo que vamos a tratar de ver a continuación.

team-building

Seguir leyendo →

0

Conciliación sin condición

El buen profesional merece conciliación sin condición. No es una exageración. El empleado debe ser el sujeto activo y no el pasivo a la hora de conciliar. Dime tú lo que necesitas y cómo lo has pensado organizar, y a partir de ahí busquemos una solución que satisfaga a todos por igual.

La conciliación es una pieza clave en la gestión del compromiso del empleado. Y no creo que la mejor empresa sea la que gane la subasta por ver quién ofrece más días, sino aquella que mejor sepa gestionar cada caso de manera individual.

conciliacion

Seguir leyendo →

2

Empleados de bajo rendimiento: rescate o despido

No soy muy de eludir los temas espinosos en este blog, y esta vez precisamente quiero reflexionar sobre uno de ellos: la gestión de empleados de bajo rendimiento. No es fácil y no seré yo quien traiga la solución… que no os confunda mi nombre, no hago milagros.

Lo que sí tengo claro es que lo más dañino en este tema son las indecisiones. Por tanto si queremos ser efectivos tenemos que plantearnos el dilema que da título al post de hoy, elegir una de las dos opciones, y actuar en consecuencia con ella.

despido-o-rescate

Seguir leyendo →