0

Caer mal está bien si aciertas a quién

No, no me gusta caer mal a nadie. De hecho, si de algo he pecado en la vida es de intentar lo contrario, caer bien a todo el mundo.

Es un propósito noble que además redunda en tu propio beneficio, conseguir que la gente a tu alrededor esté feliz es el modo más rápido de serlo tú mismo.

Lo que pasa es que cada uno de nosotros tiene una forma diferente de interpretar la vida en función del mapa mental que la genética, la educación, la idiosincrasia del lugar donde vive y la curiosidad por entender a los demás han configurado en su cabeza. Somos tan distintos, que haciendo algo para caer bien es posible llegar a caer mal. Por eso es tan difícil conseguirlo hasta en tu entorno más cercano y personal.

En tu entorno laboral, y si eres jefe, es casi imposible.

Caer mal

Seguir leyendo →

0

El autoliderazgo se demuestra en las pequeñas cosas

El viernes pasado aparecía en mi TL de Twitter una foto de esas neveras comunes de las cafeterias de los centros de trabajo. Esas que se suponen deben quedar vacías al final de la semana pero que por el contrario se suelen convertir el viernes por la tarde en un almacén de alimentos abandonados u olvidados, normalmente caducados o en estado de putrefacción. Desechos de los que sus dueños no se preocupan porque ya se harán cargo de ellos cuando vengan a limpiarlo… ¡Olé sus huevos (u ovarios)!

Y lo que es peor, seguramente a esos mismos dueños que luego en las salas de reunión se les llenará la boca con la palabra autoliderazgo.

autoliderazgo

Seguir leyendo →

1

Invítame a volar y enséñame a renunciar

Nadie dijo que volar fuera fácil, pensó mientras vaciaba el contenido de una lata de Red Bull en una taza de Mr. Wonderful.

No seré yo quien reniegue de esta moda de optimismos desatados, siempre es mejor una sonrisa ilusa pasajera que un ceño fruncido perenne. Pero cuando hablamos de volar a veces se nos olvida que no somos pájaros, y que para despegar los pies del suelo puede resultar útil soltar lastre.

Lastre es el sustantivo, pero el verbo es renunciar.

invitame a volar

Seguir leyendo →

0

No es lo mismo promoción y reconocimiento

Si la semana pasada hablábamos de la confusión que muchas veces rodea a conceptos aparentemente tan dispares como promoción y desarrollo, hoy seguiremos adentrándonos por esta senda pues hablaremos de otras dos ideas que la gente acaba mezclando con más asiduidad de la deseada: promoción y reconocimiento.

Puedo ser más comprensivo esta vez pues, sin ser lo mismo, comparten un espacio común, pero creo que no va a estar de más adentrarnos en su significado e intentar de una vez que todas la confusiones queden a un lado.

reconocimiento

Seguir leyendo →

0

Queridos colegas de RRHH: Coged el teléfono, por favor

Este artículo debería empezar como algunos telefilmes malos de sobremesa, con la advertencia: “Basado en hechos reales”. Y es que hace unos días, a los postres de una cena entre amigos, surgió el enésimo debate sobre RRHH, o para ser más específico, en contra de RRHH.

El desencadenante fue que uno de los comensales narró sus dificultades para ponerse en contacto con dicho departamento. Queja a la que poco a poco se fueron uniendo el resto con ejemplos similares, quedándome yo al fondo de la pista en posición de defensa devolviendo a duras penas las pelotas que me llovían, cual Nadal jugando contra un grupo de clones de Djokovic.

telephone RRHH

Seguir leyendo →

0

Comunidad de mentoring

A veces cuando hablamos de mentoring resulta inevitable asociarlo con personajes históricos como Aristóteles. Pensamos entonces que nuestro mentor debe ser una persona muy sabia, con cierta habilidad para encontrar la virtud en el término medio y de esos que cada vez que juntan más de cuatro palabras dejan una frase para la posteridad.

Sin embargo la realidad es que no suele haber mucha gente con ese perfil aristotélico un tanto idealizado en nuestras empresas. Los mentores de hoy son gente como tú y como yo, con sus virtudes y también con sus defectos, posiblemente con algunos años de experiencia y más que seguro que con un saco de inseguridades a sus espaldas.

Por eso, como casi todo en esta vida, van a desarrollar su labor mejor bien acompañados que solos.

comunidad de mentoring

Seguir leyendo →

0

El manager como director de la gestión del talento

Puedes tener un equipo formado por los empleados más experimentados y motivados de RRHH, ayudado por los consultores más reputados, haber diseñado una herramienta digna de admiración y haber definido unos valores y unas competencias que reflejen perfectamente la cultura de tu empresa y faciliten la gestión del talento… pero si el manager de turno no lo entiende y participa en su implementación… realmente habrás hecho un pan con unas tortas.

gestión del talento

Seguir leyendo →

5

¿Cada cuántos años necesito un ascenso?

Si has llegado a este artículo a través de una búsqueda de Google similar al título es posible que estés aquejado de promocionitis, una estresante enfermedad que poseen todos aquellos que ven el ascenso como un objetivo per se y no como la consecuencia lógica que llega tras un tiempo de buen desempeño.

Y es que en el tema de las promociones hay mucha tendencia a antagonizar la velocidad con el tocino, debido a ciertas (in) culturas empresariales que se han encargado de extender la creencia de que o asciendes rápido o de lo contrario te ves abocado a acumular grasa en forma de rutina infinita por culpa de tu sedentarismo laboral.

ascenso

Seguir leyendo →

3

Cuando la motivación muere en jaulas de oro

Hace unos años durante un almuerzo con un buen amigo, compañero de trabajo entonces y lector asiduo de este blog ahora, tuvimos un debate alrededor de la siguiente pregunta: ¿Prefieres estar pagado por debajo del compa-ratio o por encima de él?

Yo defendía la posición, supongo que insostenible desde el punto de vista puramente económico, que si tengo que elegir entre estar por arriba o por debajo… prefiero lo segundo. La razón, y de lo que trata el post de hoy, es que he visto morir la motivación de mucha gente en su jaula de oro. Y no hay mayor pobreza que la pobreza de ánimo.

motivación baja

Seguir leyendo →

2

Buscando alternativas a los objetivos anuales

Comienza el año y en la mayoría de las empresas es tiempo para pensar, e incluso para poner, los objetivos para este 2016.

El tema de los objetivos no es ni mucho menos baladí, bien definidos en ellos puede radicar el éxito de la gestión de muchos procesos como el de la revisión del desempeño o el plan de desarrollo, y, también, sin duda alguna, los resultados de la compañía.

Por eso no deja de sorprenderme que a veces se afronten como un mero trámite y que no se dedique más tiempo a buscar modos más efectivos para acometer esta tarea.

objetivos

Seguir leyendo →