2

Sucesos extraños en la oficina al llegar las vacaciones

Se aproximan las vacaciones, y todos, incluido este blog, entramos en fase Einstein: las cosas pasan a tener absoluta relatividad.

(Leer con voz de Iker Jiménez) Cuando se acercan las vacaciones suceden fenómenos extraños difíciles de contemplar el resto del año. Como diría Roy Batty en Blade Runner: He visto cosas que no creeríais…

Hoy vamos a contarlas, con un buen toque de humor, por aquello de hacerlas más refrescantes ahora que aprieta el calor.

vacaciones (1)

  • Hay personas que (muy a su pesar) dejan de ser indispensables: Citando otra película no menos futurista que Blade Runner: “alcalde, todos somos contingentes, pero tú eres necesario”. Pues, aunque cueste reconocerlo, todos llevamos un alcalde en un rinconcito de nuestro interior cuando estamos trabajando, quiero decir, que a todos nos gusta pensar que somos más imprescindibles que los demás para el funcionamiento de nuestra empresa. Bueno, hay algunas personas que más que en un rinconcito interior lo llevan en la frente. Pero, tanto para los unos como para los otros, el verano pone las cosas en su sitio. Todos nos marchamos y el mundo sigue rodando, todos somos contingentes (incluso el alcalde), es parte de nuestra etérea naturaleza, nadie se ha quedado eternamente en este mundo para desmentirlo. Deberíamos reflexionar más sobre este hecho para trabajar siempre con los pies en la tierra, y el foco fuera de nuestro ombligo.
  • Fechas de entrega dúctiles y maleables: Al igual que algunos metales, las fechas de entrega que parecían inflexibles, cuando se someten a altas temperaturas (normalmente más de 30º) pueden sorprendentemente estirarse cual mozarella al intentar cortar una porción de pizza recién sacada del horno. Lo urgente puede pasar a serlo menos, por la gracia de las vacaciones de verano. Como decía un compañero: Todo es urgente hasta que deja de serlo. Lo que ocurre por estas fechas debería servirnos para cuestionarnos el concepto de urgencia que usamos tan a la ligera en esta sociedad de prisas.
  • Las cosas que dejas a medias no se hacen solas: A veces hacemos bromas a costa de los niños por creer en los reyes magos, y, sin embargo, cada vez que nos vamos de vacaciones por más de dos semanas, pensamos que algún compañero terminará aquellas tareas que no hemos podido dejar cerradas. Pero en la delegación, como en el amor, dicen que la distancia es el olvido. Te esperarán a la vuelta… y lo sabes. Si acaso, y si los astros alinean, puede suceder que tu ausencia puede ayudar a que te libres de algún “marrón” de temporada que surja durante tus días descanso, pero tampoco te hagas muchas ilusiones al respecto, porque hay una ley física que dice que: el trabajo en vacaciones tiende más a acumularse que a evaporarse.
  • Las canillas del jefe: No sé si en estos tiempos de lo políticamente correcto está bien hacer una diferenciación de género, pero lo siento, en este blog ante todo tengo el deber ser sincero. Y pienso que las bermudas menoscaban la autoridad de algunos jefes (masculinos) mucho más que una decisión errónea. Llega el verano y ese hombre al que tanto respetabas, aparece luciendo canillas tipo Macario (millenials, buscad en Wikipedia “muñecos de José Luis Moreno) y ya no puedes tomarte en serio sus opiniones… nunca más.
  • Las reuniones de los viernes a última hora no se alargan: Sí, los viernes es el día preferido por el señor Murphy para mostrarnos las propiedades de su ley. No sólo las reuniones se alargan de forma inesperada, sino que los clientes importantes tienden a llamar a partir de las cuatro de la tarde, y el teléfono siempre suena cuando estás a punto de coger tus bártulos para salir por la puerta. Pero tranquilos, en verano, casualmente (o no tanto) los viernes por la tarde, si decides quedarte en la oficina, tus compañeros serán la soledad y el silencio. No, no es que el señor Murphy se haya cogido vacaciones… te estará esperando en el atasco el día que tú también decidas salir pitando del trabajo para aprovechar el finde.

¿Y vosotros sufrís fenómenos extraños en el trabajo durante el verano? Contádmelos, me encantará leerlos… tumbado en la playa.

 

holiday by Yorlmar Campos from the Noun Project

Jesús Garzás

2 Comments

    • Muchas gracias por leer el blog, y por aportar con tu comentario, Lorea! Felices vacaciones!

Responder a Jesús Garzás Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *