2

La mala educación en la empresa II

Vamos al trabajo como íbamos al colegio. Unos contentos, otros cabizbajos, unos sonriendo, otros refunfuñando, los que se estresaban con los exámenes se estresan ahora con los objetivos o con las reuniones, los que hacían las bromas en el recreo las hacen ahora en la oficina, los que decían que el perro se había comido sus deberes son los que ahora le echan la culpa a los proveedores por no entregar a tiempo…

Afortunadamente la vida es larga, aunque cuanto más mayor eres menos te lo parece, y uno tiene tiempo de evolucionar, cambiar, crecer… para que no se cumplan estos paralelismos irremediablemente. Lo que es innegable es que requerirá un gran esfuerzo conseguirlo, porque aprender es fácil si tienes ganas, pero desaprender cuesta siempre una barbaridad.

school-signal-marco

Seguir leyendo →