0

Ni autoestima, ni autoesTIMO

Esta semana toca hablar de nuevas generaciones, en concreto de esa que viene por detrás de la generación Z, y que no tengo muy claro cómo se va a denominar (solamente espero que no tomen ejemplo de las matrículas de los coches y empecemos ahora con la doble letra porque quedaría un poco ridículo). Esa generación a la que, para facilitar las cosas y dar contexto al post, denominaré: la generación de mi hijo.

Esa generación a la que alimentamos tanto su autoestima que su ego tiene riesgo de contraer obesidad mórbida.

Así que hoy me pongo en plan padre para contestar al que me justifique algo sin sentido aparente aludiendo a la autoestima: “Ni autoestima, ni autoestimo”

Autoestima

Seguir leyendo →

2

Conciliación con satisfacción

El pasado 4 de septiembre tuve la oportunidad de experimentar qué es eso de llevarte a tu hijo a la oficina. He pensado que podría ser interesante compartir dicha experiencia aquí en el blog. Poner un poco de luz sobre un tema que muchos idealizan y que otros tantos ven incompatible con una jornada laboral normal.

Empecemos por la pregunta clave. ¿Lo recomendaría? Sin lugar a duda, sí. Aunque por supuesto no sólo hablaré de los “pros”, unos más obvios que otros, sino también de los “contras”, que ya aviso que no son demasiados.

conciliación

Seguir leyendo →