0

El liderazgo y la “Trump formación” digital

Hay posts que cuando los escribes sabes que te harán ganar lectores. Este es uno de ellos. Lo que pasa es que los lectores que voy a ganar probablemente sean de la CIA, porque como los más sagaces habréis deducido por el título y la ilustración que acompaña estas palabras, hoy voy a hablar sobre Trump.

Que haya quién confunda el cuestionable uso del nuevo presidente de USA de las redes sociales con una competencia del liderazgo 2.0 es de guasa. Es la típica cosa que aparenta ser algo que en realidad no es. Vamos, un Trump-antojo.

Trump formación digital

Seguir leyendo →

0

Tengo la razón, no tengo nada

Nos encanta tener la razón. A mí el primero. Probablemente, junto al dinero, una de las posesiones más inútiles y que generan más conflictos.

Tengo la razón, me lo han reconocido, me han dado el premio. Y estoy tan exultante que ni siquiera me doy cuenta que, por el camino de satisfacer mi ego, he generado tensiones, he herido sensibilidades, he cerrado la puerta a nuevos puntos de vista y he perdido afectos.

Tengo razón no tengo nada

Seguir leyendo →

0

El jefe y la consciencia plena

Sin duda alguna uno de los mayores retos de ser jefe es el de conseguir tener plena consciencia de tus palabras y de tus actos. En el momento en que tu nombre entra a vivir en solitario en una caja del organigrama, comenzará a concitar más atención a su alrededor de lo que lo hacía anteriormente. Lo pretendas o no, te convertirás en un modelo a seguir (el anglicismo role model lo explica perfectamente)

Por supuesto esto tiene muchas ventajas, y no menos inconvenientes. Así que una bonita y bienintencionada declaración de intenciones del tipo: “El puesto no me va a cambiar seguiré comportándome como antes” puede ser tu primer error. Cuando todo cambia a tu alrededor, permanecer igual es la forma más rápida de quedar fuera de juego.

jefe-consciente

Seguir leyendo →

0

Caer mal está bien si aciertas a quién

No, no me gusta caer mal a nadie. De hecho, si de algo he pecado en la vida es de intentar lo contrario, caer bien a todo el mundo.

Es un propósito noble que además redunda en tu propio beneficio, conseguir que la gente a tu alrededor esté feliz es el modo más rápido de serlo tú mismo.

Lo que pasa es que cada uno de nosotros tiene una forma diferente de interpretar la vida en función del mapa mental que la genética, la educación, la idiosincrasia del lugar donde vive y la curiosidad por entender a los demás han configurado en su cabeza. Somos tan distintos, que haciendo algo para caer bien es posible llegar a caer mal. Por eso es tan difícil conseguirlo hasta en tu entorno más cercano y personal.

En tu entorno laboral, y si eres jefe, es casi imposible.

Caer mal

Seguir leyendo →

0

No es lo mismo promoción y reconocimiento

Si la semana pasada hablábamos de la confusión que muchas veces rodea a conceptos aparentemente tan dispares como promoción y desarrollo, hoy seguiremos adentrándonos por esta senda pues hablaremos de otras dos ideas que la gente acaba mezclando con más asiduidad de la deseada: promoción y reconocimiento.

Puedo ser más comprensivo esta vez pues, sin ser lo mismo, comparten un espacio común, pero creo que no va a estar de más adentrarnos en su significado e intentar de una vez que todas la confusiones queden a un lado.

reconocimiento

Seguir leyendo →

0

El manager como director de la gestión del talento

Puedes tener un equipo formado por los empleados más experimentados y motivados de RRHH, ayudado por los consultores más reputados, haber diseñado una herramienta digna de admiración y haber definido unos valores y unas competencias que reflejen perfectamente la cultura de tu empresa y faciliten la gestión del talento… pero si el manager de turno no lo entiende y participa en su implementación… realmente habrás hecho un pan con unas tortas.

gestión del talento

Seguir leyendo →

5

¿Cada cuántos años necesito un ascenso?

Si has llegado a este artículo a través de una búsqueda de Google similar al título es posible que estés aquejado de promocionitis, una estresante enfermedad que poseen todos aquellos que ven el ascenso como un objetivo per se y no como la consecuencia lógica que llega tras un tiempo de buen desempeño.

Y es que en el tema de las promociones hay mucha tendencia a antagonizar la velocidad con el tocino, debido a ciertas (in) culturas empresariales que se han encargado de extender la creencia de que o asciendes rápido o de lo contrario te ves abocado a acumular grasa en forma de rutina infinita por culpa de tu sedentarismo laboral.

ascenso

Seguir leyendo →

2

Buscando alternativas a los objetivos anuales

Comienza el año y en la mayoría de las empresas es tiempo para pensar, e incluso para poner, los objetivos para este 2016.

El tema de los objetivos no es ni mucho menos baladí, bien definidos en ellos puede radicar el éxito de la gestión de muchos procesos como el de la revisión del desempeño o el plan de desarrollo, y, también, sin duda alguna, los resultados de la compañía.

Por eso no deja de sorprenderme que a veces se afronten como un mero trámite y que no se dedique más tiempo a buscar modos más efectivos para acometer esta tarea.

objetivos

Seguir leyendo →

6

Viendo Star Wars con ojos de consultor de RRHH

Quería empezar el año con buen humor y no se me ha ocurrido una idea mejor que contaros lo que sucede cuando se contempla Star Wars con ojos de consultor de Recursos Humanos.

No voy a entrar demasiado al detalle para no revelar nada a los más rezagados en el visionado de “El despertar de la fuerza”, pero tengo que decir que gracias a esta nueva perspectiva algunas de las cosas que suceden y que podrían achacarse a cierta dejadez de los guionistas, son plenamente justificables. Más aún, dan sentido a la saga de principio a fin.

starwars

Seguir leyendo →

0

¿Quién te ha pedido que me incluyas en tu plan de sucesión?

Probablemente la frase que titula este post no llegaremos a oírla en una oficina, pero estoy seguro que a más de uno se le habrá pasado por la cabeza.

Considero los planes de sucesión imprescindibles, aunque esa denominación con reminiscencias monárquicas me rechina, pero también considero que como la mayoría de las cosas en el entorno empresarial hoy en día deberían gestionarse con más transparencia.

Y es que hoy voy a hablar de esos empleados que son colocados en la parrilla de reemplazo para ocupar una posición de liderazgo… sin saberlo

plandesucesión

Seguir leyendo →