0

La paciencia es la madre… de los cambios culturales

A la hora de pensar en el cambio, hay que tener en cuenta que las personas somos unos seres complejos, enrevesados, y contradictorios. Nada que haya que lamentar, para bien y para mal, nuestro cerebro tiene un funcionamiento harto complicado.

Así, nos encontramos que la mayoría de los seres humanos muestran inicialmente un rechazo al cambio, el cerebro se siente seguro en entorno conocido, así que esgrimimos cualquier excusa para demorarlo hasta el infinito y más allá.

Eso sí, una vez se alinean los planetas de forma correcta, y estamos convencidos y motivados (intrínseca o extrínsecamente) para cambiar, resulta que no podemos esperar. El cambio tiene que ser para ya.

Pues, “lo bueno se hace esperar”, que decía tu abuela. Y era una mujer muy sabía.

paciencia

Seguir leyendo →

0

La autogestión de los otros

Sabía yo que del post sobre la empresa sin jerarquías saldrían ramificaciones. La autogestión es la primera de ellas.

Se buscan empleados responsables, con autoliderazgo, con autonomía… con autogestión. Pero, ¿sabemos lo que es eso?

Más allá de las definiciones que la real academia de la lengua nos pueda proporcionar, creo que hay ciertas dudas a la hora de ponerla en práctica. A tenor de las conversaciones que me llevaron a escribir sobre el tema, y a algunos de los comentarios del artículo de hace dos semanas, diría que hasta confusión.

El prefijo “auto” nos lleva erróneamente a dibujar un radio de acción corto y con epicentro en nuestro ombligo. Empecemos por dejarlo claro, autogestión no es lo mismo que la gestión de lo mío.

la autogestión de los otros

Seguir leyendo →

0

Octalysis: Motivación a partir de la gamificación

Octalysis es un framework (marco de trabajo) que debía estar en el punto muerto de mi retrovisor. Aglutina alguna de las áreas de interés profesional de las que tanto escribo en este blog: motivación, gamificación, agilidad… y, sin embargo, había pasado desapercibido para mí hasta este verano.

Llegué hace unos días a Octalyisis a través de Jurgen Appelo y las buenas prácticas para el management 3.0, otro tema del que seguro que tendré tiempo de escribir en este nuevo curso que echa a rodar. Y no me he querido demorar en traerlo a un post porque pone orden, sentido, y profundidad a muchos de los temas que tratamos aquí. Incluso, más específicamente, a algunas acciones de dinamización que yo mismo he puesto en producción en distintas empresas.

Ya sabíamos que la gamificación es algo más que puntos y clasificaciones, ya habíamos estudiado su impacto en la motivación con el referente de Daniel Pink, pero este octágono nos va a permitir profundizar un poco más.

Octalysis

Seguir leyendo →

0

La era de la confrontación

Esta sociedad de la confrontación que nos está quedando me produce agotamiento.

Esa soberbia con la que se alardea de ciertas opiniones concediéndoles el sello de verdad incuestionable,  esa sordera con la que se escucha a los que sostienen posturas discrepantes, esa peligrosa tendencia social que consiste abrir brechas en lugar de tender puentes… qué cansancio.

Entre la pereza y el pánico contemplo la normalidad con la que, como sociedad, normalizamos conductas claramente irresponsables (según de quién vengan , también intolerables). No sé si será porque me estoy haciendo mayor, pero cada vez le veo menos sentido a ganar una discusión a costa del desgaste, o directamente la destrucción, de cualquier relación significante.

 

confrontación

Seguir leyendo →

0

¿Podría funcionar vuestra empresa sin jefes?

Las mejores vacaciones del verano son las vacaciones de lo cotidiano.

Las rutinas desaparecen o, en el peor de los casos, cambian, y esto nos obliga a dejar de conducir por la vida con el piloto automático, a mirar las cosas desde otra óptica, y con menos prisas. Es el momento para percibir lo que pasaba desapercibido.

El verano es contraste. Es sol y sombra. El momento de abrir el abanico… de posibilidades. Es época de revelaciones y revoluciones, de revelar y de rebelarse. Un tiempo para abrir los ojos tras las gafas de sol. Para dormir más, pero también para despertarse.

Jefes
Seguir leyendo →

0

Donde no hay confianza, da asco

Como estamos en confianza, el título no podía ser más claro. Ya sé que el dicho es al revés, pero en una realidad exenta de ironía este enunciado tiene más sentido.

Un entorno de trabajo sin confianza es un entorno tóxico.

Normalmente cuando hablamos de competencias tendemos a ligarlas al individuo, pero si hablamos de sistemas relacionales: parejas, equipos, amigos, empresas… deberíamos también hablar de competencias intrapersonales.

Y si hablamos de una competencia intrapersonal por excelencia, como la confianza no hay nada igual.

Confianza

Seguir leyendo →

0

Agilidad vs Caos

Muy pocos dudan ya que la agilidad sea una necesidad.  Sin embargo no todos se atreven a convertirla en una realidad en sus empresas.

La razón que suele haber detrás de estas reticencias no es otra que el miedo al cambio, aunque pocos lo reconocerán.  Siempre es preferible achacarlo a otros factores antes que reconocer nuestra resistencia a evolucionar.  Y una de las excusas preferidas que se suelen esgrimir es que el aumento de velocidad puede degenerar en una pérdida del control, y por tanto una peligrosa tendencia al caos.

Nada más lejos de la realidad. Cuánto más conozco el mundo ágil con más seguridad puedo afirmar que si de algo peca en exceso es precisamente de control.

agilidad vs caos

Seguir leyendo →

0

La irrealidad de la formación con realidad virtual

La realidad virtual y la realidad aumentada han llegado para transformar el mundo de la formación, pero no el del desarrollo.

Me resulta curioso que apenas (o incluso nada) se ha hablado de ellas en este blog, pero hoy  toca darle una vuelta al tema.

Estoy convencido que cambiarán (ya están cambiando) el modo en el que aprendemos, pero también lo estoy, y ahí quizás mi opinión sea más discordante con el sentir general, que no cambiará tanto el modo en el que un profesional crece y madura.

Realidad virtual

Seguir leyendo →

0

La mala suerte

Hoy me dijeron que tuve mala suerte, y mientras asentía con la cabeza, con las tripas me rebelaba.

Nunca he creído en la mala suerte, aunque en múltiples ocasiones me he visto tentado a adoptarla. Como el ateo que reza cuando se acerca la muerte. En los malos momentos cualquier refugio parece bueno para el alma.

La mala suerte es un recurso baldío. Un terreno estéril. Ese amigo peligroso que tu madre te dice que no te va a traer nada bueno.

mala suerte

Seguir leyendo →

0

El blog se pone lustroso: Cinco años en buena compañía.

Recuerdo cuando hace un lustro comencé esta aventura del blog “En buena compañía”. Sabía que no sería algo pasajero, porque quería que fuera un reflejo de mi manera de entender la gestión del talento, y tenía claro que eso no se contaba en tres posts.

Lo de empezar escribiendo a ritmo semanal era una apuesta arriesgada, pues como constaté muchas veces durante los primeros años en los que seguí este ritmo, más de un miércoles me obligó a quedarme hasta las tantas para cumplir el compromiso que había pactado conmigo mismo y por ende con los lectores.

Siempre que recuerdo el inicio recuerdo también aquella pregunta que me hacía ¿Seré capaz de escribir 52 artículos? Esa era la duda que me carcomía durante las primeras semanas, pues pensaba que aguantar menos de un año sería casi una obligación. Hoy, con más de 200 post a mis espaladas aquellos temores se han disipado, y me encuentro satisfecho por haber conseguido plasmar mis ideas sobre el apasionante mundo de las personas en las empresas, y sobre todo, por disfrutar por el camino con esta aventura.

5 años blog

Seguir leyendo →