1

Competencias para la Transformación Digital: Autoconfianza

A la hora de hablar de competencias para la transformación digital, con razón, solemos fijarnos en lo obvio: comunicación, orientación al cliente, capacidad de compartir y aprender, etc. Tienen sentido y seguramente algún día hablemos de ellas, pero hoy quería detenerme en una que se nombra menos y que yo considero clave sobre todo para aquellos que no son nativos digitales: autoconfianza.

autoconfianza

No, no soy psicólogo, pero me gustaría. Sí, soy coach, pero no considero que la experiencia en este terreno haya sido clave para llegar a esta conclusión. Lo que sí llevo haciendo durante años es trabajar con personas, y más importante, debido a mi curiosidad, observando su comportamiento, y mucho de lo que veo alrededor de la transformación digital, aparte de desconocimiento, o como consecuencia de este, es miedo.

En los líderes, miedo a la hora de crear una visión estratégica que sí o sí, les sacará de su zona de confort. En la mayoría de la gente, sobre todo en los que tienen cierta edad, miedo a adquirir ciertas competencias digitales puramente técnicas. Nada nuevo bajo el sol, el miedo siempre ha estado detrás de cualquier resistencia al cambio.

Es por eso que ante este escenario la autoconfianza se presenta como una competencia clave.

Las redes sociales son el ejemplo más claro, cualquiera que las conozca podrá afirmar que no se necesita hacer una carrera, ni un máster para manejarse en ellas con solvencia. Sin embargo, los que aún no se han decidido a zambullirse las observan desde la orilla como quién observa una piscina con el agua fría. Meten un pie y se echan para atrás, sin pensar que es más peligroso el calor que les golpea la cabeza que la refrescante sensación que espera a aquellos que se atrevan a dar el salto.

En mi caso personal, mucha gente relaciona mi experiencia en redes sociales con mi pasado: “Claro, como tú eres informático, lo tienes mucho más fácil”. Y siempre digo lo mismo, precisamente yo conocí mejor este mundo y todo lo que te pueden aportar desde un punto de vista profesional cuando empecé a trabajar en Recursos Humanos. En lo único que ha podido influir mi pasado es que estoy acostumbrado a conocer nuevas tecnologías, a enfrentarme a lo desconocido, a trastear, a aprender mediante prueba-error y por tanto a ser tolerante con los fallos propios que todo inicio lleva consigo. En definitiva, me ha proporcionado autoconfianza para zambullirme en las nuevas herramientas.

Y esa es la buena noticia, la autoconfianza no es una competencia que se necesite traer de fábrica. Se construye día a día a base de práctica, probando cosas nuevas y descubriendo que no es tan difícil manejarlas. No conozco a nadie que haya dejado de usar una herramienta de colaboración por considerarla complicada.

Saco a colación la palabra colaboración a propósito, porque este es otro de los terrenos clave en estos nuevos tiempos, un terreno que se cultiva mejor con una buena dosis de autoconfianza. La compartición de información es una pieza clave en el entorno de transformación digital, desde los conocimientos más complejos hasta algo tan sencillo como tu opinión, todo cuenta para ayudar al resto. Lo que ocurre es que el hecho de compartir conlleva de algún modo exponerse públicamente, y sin autoconfianza eso se hace también un muro difícil de escalar. “¿Qué puedo aportar yo?” “¿Qué sé yo que no sepan los demás?” son preguntas saboteadoras que algunos se hacen para justificar su falta de atrevimiento ante la posibilidad de contribuir. La transformación digital es un escenario donde todos aportan, interiorizarlo te ayudará a dar un paso adelante.

Una forma fácil de fomentar la participación es algo tan sencillo como saber dar las gracias, no sólo porque de bien nacidos es ser agradecidos, no sólo porque es un modo de reconocimiento sin coste asociados, sino porque con este gesto cultivamos la autoconfianza de quién ha hecho el esfuerzo por compartir algo con los demás.

Y es que cuando hablo de autoconfianza no me refiero a mirar sólo nuestro ombligo, sino de cultivar la nuestra y la de los demás, porque no olvidemos que en este nuevo escenario la inteligencia colectiva es más importante que la individual.

Icons made by Freepik from www.flaticon.com is licensed by CC 3.0 BY

Jesús Garzás

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *